Resumen: Empresa creada por los hermanos Unanue Azcue el año 1956. Inició la actividad realizando trabajos de mecanizado para terceros en un pequeño local en la parte trasera de la calle San Telmo, en Ondartxo. Posteriormente abordaron la fabricación de motores diesel y máquinas-herramienta, especializándose en esta última actividad. Es en 1962 cuando adoptan la denominación comercial de la Talleres URPE, para siete años después, en 1969, constituirse en sociedad anónima pasando a ser Talleres URPE, S.A., y finalmente en 1994 transformarse en URPEMAK, S.L.. En su última etapa apostaron fuerte por las máquinas de inyección. La empresa cesó su actividad el año 2009, después de un procedimiento concursal.

Historia:

Empresa creada por los hermanos Unanue Azcue el año 1956. Inició la actividad realizando trabajos de mecanizado para terceros en un pequeño local en la parte trasera de la calle San Telmo, hacia Ondartxo, donde instalaron su taller mecánico a nombre de Luis, el tercero de los hermanos. El capital inicial con que contaron fue de 60.000 pesetas, del que pudieron disponer gracias a la ayuda prestada por el padre y un hermano de éste, al 50%. La mayoría de los hermanos habían trabajado anteriormente en las empresas de Yeregui Hermanos y Carmelo Echave, y se fueron incorporando a su taller paulatinamente. Comenzaron haciendo trabajos de mecanizado para terceros, principalmente trabajos de torneado para Julian Eguiguren, a quien compraron el torno, para, poco más tarde abordar la fabricación de motores.urpemak1

El 2 de enero de 1957, se produjo un cambio de titularidad de la empresa, siendo José Cruz Unanue Azcue el nuevo titular.

El año 1960  se introducen en el sector de la máquina-herramienta emprendiendo la fabricación de tornos paralelos, trasladándose al Barrio de la Estación, a un solar adyacente a Fundiciones Torreaga.

El año 1962, cambia de nuevo la titularidad de la empresa, pasando a ser de Juan Cruz Unanue Uranga, padre de los hermanos Unanue Azcue, siendo Talleres URPE la denominación comercial.

Una vez orientado el futuro de la empresa hacia la producción de tornos, el 4 de diciembre del mismo año, solicitaron la inscripción en el Registro del Censo Industrial como empresa dedicada a la fabricación de tornosurpemak-1974_catalogos1 y decidieron abandonar la actividad relacionada con los motores, transfiriendo su producción a Talleres Arritokieta, con el compromiso del pago de un royalti sobre ventas, como contrapartida.

El año 1969 tuvo lugar un cambio importante en la titularidad de la empresa al transformarse, el 1 de julio, en sociedad anónima bajo la denominación de Talleres URPE, S.A.

A principios de la década de los 70 iniciaron la fabricación de bombas para fluídos y aunque siempre ocupó un lugar secundario en la actividad de la empresa, se mantuvo hasta el año 1996 en el que fue traspasada a Bombas Urpe, C.B.

A mediados de la misma década adquirieron el 10% de participación en una planta de fundición de Logroño, con el objeto de mejorar los costes del piecerío de hierro colado. Más tarde se hicieron con el 100% del capital, para más adelante terminar desprendiéndose del negocio de la fundición.

El 14 de junio de 1994 se constituyó la nueva sociedad URPEMAK, S.L.81068-10-01 que sustituyó a Talleres Urpe, S.A. en la titularidad de la empresa, con cambios en la dirección y manteniendo la marca comercial “URPE”.

El 28 de julio de 2008 la sociedad fue declarada en proceso concursal. Finalmente, el juzgado de lo Mercantil de Donostia, anunció en un edicto haber acordado en el proceso concursal, por auto del 14 de setiembre de 2009, entre otras cosas: “Abrir la fase de liquidación del concurso a petición del deudor y declarar disuelta la mercantil Urpemak, Sociedad Limitada, cesando en su función sus administradores sociales, que serán sustituidos por la administración concursal”.

Características y Producción:

Los medios de producción con los que contaban al iniciar la actividad consistían en un torno de 1,5 m.e.p. con motor de 2 H.P.; un cepillo con motor de 2 H.P.; un taladro de 20 mm. con motor de 1,5 H.P. y un esmeril con motor eléctrico de 0,5 H.P., según consta en el Registro de la Delegación de Industria.

Al poco tiempo del inicio de la actividad, entraron en un periodo de crisis que afectó a su principal cliente y durante un tiempo se dedicaron a realizar otro tipo de tareas. Así, entre otras cosas, realizaron a petición de la empresa Yeregui Hermanos, trabajos de reparación de los motores de esta firma y también se encargaron de reparar la máquina trituradora de piedra, de la cantera de ‘Flores’, más conocido como ’Proes’.

No obstante, aprovecharon la coyuntura para buscar otras salidas y en 1958 optaron por abordar la fabricación de motores diesel de 3 a 7 CV a 1.500 r.p.m., de 4 tiempos, de un cilindro y refrigerados por agua, apropiados para pequeñas embarcaciones.Imprimación motor 3HP, 1960 El primer motor fue instalado en la embarcación de Antonio Etxabe Furundarena, ‘Xendua’.

Necesitaban una marca comercial para los motores y después de estudiar diferentes alternativas se decidieron por URPE, iniciales del tercer y cuarto apellido de los hermanos: URanga PEña. Con esta marca fabricaron del orden de 1.200 motores.

Una vez orientado el futuro de la empresa hacia la producción de tornos, el 4 de diciembre de 1962, solicitaron la inscripción en el Registro del Censo Industrial como empresa dedicada a la fabricación de tornos[11] y decidieron abandonar la actividad relacionada con los motores, transfiriendo su producción a Talleres Arritokieta, con el compromiso del pago de un royalti sobre ventas, como contrapartida.

Al poco tiempo de comenzar con la nueva actividad, decidieron ampliarla con un nuevo producto, la mortajadora o limadora vertical, que se mantendría en el catálogo de la empresa a lo largo de su existencia, y apostaron fuerte por los mercados exteriores, pues ya el año 1964, exportaron el 20% de las ventas, llegando hasta el 85% dos años más tarde. En 1967 participaron en la Feria EMO de Hannover y en años posteriores intensificaron su presencia en numerosas ferias.urpemak-1971_aguimex

Es también a mediados de los 70, cuando dan un paso más para incrementar su capacidad exportadora, instalando en la ciudad colombiana de Pereira una planta ensambladora de tornos, para facilitar la introducción de sus máquinas en el mercado sudamericano. Pero hacia mediados de la siguiente década, se ven abocados a cerrarla y a abandonar el proyecto de instalación de otra planta de ensamblaje en Méjico, debido a la severa crisis que padeció Latinoamérica.

La llamada crisis del petróleo, abierta a finales de 1973, sacudió con dureza al sector de la máquina-herramienta, al igual que a la mayoría del sector industrial. La competencia apretaba fuerte en el mercado de los tornos paralelos, principalmente la procedente del este asiático, y con el objeto de asegurar el futuro de la empresa se exploraron nuevas alternativas. Así, finalizando la década de los 70 lanzaron un torno copiador para trabajar la madera, basado en el concepto de torno que ya fabricaban, con las modificaciones y adaptaciones precisas, que les permitieron abordar un mercado diferente al de la industria metálica.

Otra de las líneas de producto que ensayó la empresa, en la primera mitad de la siguiente década, fue la de las máquinas de fundición a presión para metales no férricos, también conocidas como máquinas de inyección, que se convertiría en la principal actividad, junto con la mortajadora, durante la última etapa de la empresa, tras abandonar la producción de tornos.catalogo-urpe-zumaia-01

Muestra de ello fue el importante esfuerzo realizado en I+D, para el lanzamiento de una nueva máquina, la “Dosmat”, capaz de inyectar metal no férreo y plástico al mismo tiempo, que fue presentada en la Feria Internacional de la Fundición a Presión, “Euroguss 2006”, de Nuremberg y posteriormente, el año 2007 en la Feria Internacional de Fundición ‘Gifa’, de Dusseldorf y en la Cumbre Industrial y Tecnológica, de Bilbao. Esta innovadora máquina fue considerada como la primera máquina de ese tipo, a nivel mundial.

La gama de productos fabricados a lo largo de la vida de la empresa estuvo compuesta por:

Motores:

– El primer producto propio de la empresa fue el motor diesel, de 3 a 5 CV a 1.500 r.p.m., de 4 tiempos, de un cilindro y refrigerado por agua destinado para pequeñas embarcaciones de pesca o recreo. Desde 1958 a 1962, vendieron este producto para las zonas del Cantábrico, Baleares y la costa mediterránea, llegando a  fabricar unos 1.200 motores.

Máquinas-herramienta:

– Tornos paralelos de 750 a 2.000 mm. de distancia entre puntos, según modelos 4-M, 4M-72/220, L-180 y L-200, ocuparon un lugar importante en el catálogo de la empresa durante tres décadas, hasta comienzos de los 90. También fabricaron un tipo de torno copiador para trabajar la madera, aprovechando la estructura básica del torno paralelo, desde finales de los 70 hasta finales de los 90.urpemak-mortajadora-cabezal-inclinable_mod-mn-300-g

– Mortajadora de cabezal inclinable en versiones de 200 y  300 mm. de recorrido, según modelos M-200 G, M-300G, primero y MN-200 G y MN-300 G con control automático de 3 ejes, más tarde. Fue el producto más consolidado y de mayor permanencia en el catálogo de la empresa.

– Bombas para fluidos: de riego y de estiércol.

– Máquinas de fundición a presión de metales no ferrosos de cámara caliente, de la serie CC, y de cámara fría, de la serie CFA. El programa de fabricación contaba con diferentes modelos de 7,5 a 330 toneladas de fuerza. El año 2006 presentaron en el mercado una máquina capaz de inyectar metal no férreo y plástico al mismo tiempo, la “Dosmat”. Esta línea de productos fue la más importante durante los últimos años de la empresa, muestra de ello son las tres solicitudes de patentes internacionales realizadas en 2005; una de ellas sobre un Procedimiento de inyección registrada con el número PCT/ES2005/000503, la segunda de un mecanismo de inyecciónurpemak-maquina-inyeccion_camara-fria con el número PCT/ES2005/000504, y la tercera de una máquina de inyección bimaterial, plástico-metal, registrada con el número PCT/ES2005/000502.

Entre los años 1964 y 1966, fabricaron 432 tornos y 144 mortajadoras, llegando el primer semestre de 1967 a producir 96 tornos y 32 mortajadoras, con un precio medio de venta para los torno de 100.000 pesetas y de 68.000 para las mortajadoras.

Las exportaciones durante estos años fueron del 20% el año 1964, el 40% el 1965, del 85% el 1966 y el 100% durante el primer semestre de 1967, siendo los mercados de destino EE.UU., Alemania, Inglaterra, Sudamérica y Africa, entre otros. Este último año expusieron en la Feria de Hannover y en contra de la situación general del sector, no disponían de máquinas almacenadas y tenían unos plazos de entrega de 3 a 4 meses.

A principios de los años 1970 llegaron a fabricar más de 300 tornos y 70 mortajadoras anuales, siendo los precios medios de 1,2 y 1,5 millones de pesetas, respectivamente.urpe-fundipres

El año 2007 exportaron el 70% de la producción, siendo Alemania el primer país de destino, absorbiendo la mitad de las exportaciones.

Poco antes de cesar la actividad de la empresa, según declaraciones del gerente a una revista, estaban estudiando la posibilidad de trasladar los talleres a unas nuevas instalaciones, más modernas, en  Joxe Mari Korta Industriagunea. Preveían, además, cerrar el ejercicio del año 2007 con un incremento del 20% en la facturación, respecto al año anterior., pero surgieron dificultades insuperables que abocaron en el cierre de la empresa.

La plantilla de personal llegó a superar los 60 trabajadores, siendo 55 el año 2007.

 

Notas:
1. Documento de la Empresa, Archivo General de la Administración Pública de la C.A.E.
2. Información facilitada por Miguel Ángel Unanue.
3. Documento de la Empresa, Archivo General de la Administración Pública de la C.A.E.
4. Documento de la Empresa, Archivo General de la Administración Pública de la C.A.E.
5. Documento de la Empresa, Archivo General de la Administración Pública de la C.A.E.
6. Información facilitada por Miguel Ángel Unanue
7.  Documento de la Empresa, Archivo General de la Administración Pública de la C.A.E.
8. BOE, 11 de agosto de 2008
9. BOE, 30 de septiembre de 2009
10. Información facilitada por Miguel Ángel Unanue
11. Documento de la Empresa, Archivo General de la Administración Pública de la C.A.E.
12. Información facilitada por Miguel Ángel Unanue
13. Revista “Druckguss-Praxis” 4/2006, págs.. 152-153
14. “Nueva Gestión”, Periódico Económico Empresarial, Nº 34/3 – 16 de diciembre de 2007
15. Catálogos de la Asociación de Fabricantes de Máquinas-herramienta- AFM, Años 1971 a 2008
16. OEPM
17. Documento de la Empresa, Archivo General de la Administración Pública de la C.A.E.
18. “Nueva Gestión”, Periódico Económico Empresarial, Nº 34/3 – 16 de diciembre de 2007
Documento de la Empresa, Archivo General de la Administración Pública de la C.A.E.
Información facilitada por Miguel Ángel Unanue.
Documento de la Empresa, Archivo General de la Administración Pública de la C.A.E.
Documento de la Empresa, Archivo General de la Administración Pública de la C.A.E.
Documento de la Empresa, Archivo General de la Administración Pública de la C.A.E.
Información facilitada por Miguel Ángel Unanue
 Documento de la Empresa, Archivo General de la Administración Pública de la C.A.E.
BOE, 11 de agosto de 2008
BOE, 30 de septiembre de 2009
Información facilitada por Miguel Ángel Unanue
Documento de la Empresa, Archivo General de la Administración Pública de la C.A.E.
Información facilitada por Miguel Ángel Unanue
Revista “Druckguss-Praxis” 4/2006, págs.. 152-153
“Nueva Gestión”, Periódico Económico Empresarial, Nº 34/3 – 16 de diciembre de 2007
Catálogos de la Asociación de Fabricantes de Máquinas-herramienta- AFM, Años 1971 a 2008
OEPM
Documento de la Empresa, Archivo General de la Administración Pública de la C.A.E.
“Nueva Gestión”, Periódico Económico Empresarial, Nº 34/3 – 16 de diciembre de 2007